30.9.11

Magia Urbana

por Frater Anonymus

La Magia Urbana consiste en la Aplicación de técnicas antiguas dentro del contexto de un paradigma moderno. Asumimos que así como la naturaleza tiene espíritus y guías, la ciudad también ha desarrollado sus propios espíritus y guías. No es necesario abrazar a un árbol o meditar dentro de una cueva para obtener resultados mágicos.
Un espíritu guía puede ser una paloma, un gato, un perro o cualquier otro animal que pase buen tiempo en las calles. Hasta un vagabundo puede serlo. En vez de entrar en trance con un tambor indoamericano inténtalo con la estática de la T.V
La Magia de Ciudad cree en el Animismo. El Animismo es creer que todas las cosas tienen un espíritu. Las religiones nativas americanas son un buen ejemplo. Un cuervo existe, por ende tiene un espíritu con el cual puedes comunicarte, ya sea el espíritu de ese cuervo en especifico o el arquetipo espiritual de todos los cuervos. Esto puede ser aplicado a cualquier cosa, por ejemplo, IXAT es el Dios de los Taxis.
Los humanos tendemos a darle espíritu a un objeto o a un lugar cuando los comenzamos a personificar, le damos atributos antropomórficos y hasta le hablamos. Por ejemplo, tienes un carro que has conducido por años y has creado un apego emocional a este. Cuando no prende rápidamente, le hablamos, frotamos nuestros dedos contra el tablero o hasta le ofrecemos algo a cambio. Eso es animismo.
Así como muchos magos intentan conectar con la Madre Naturaleza, el mago urbano debe conectarse con la Ciudad. Trata a la Ciudad como una entidad propia.
Cada Ciudad posee un Gemelo Mítico. La clave de la magia urbana es obtener acceso a este gemelo. La mejor manera para hacerlo es:

A. Salir mucho a la calle.
La Ciudad siempre tiene mucho que ofrecer pero lo ignoramos por completo. Cada calle, cada señal, cada sonido esta tratando de comunicarte algo. Visita calles que nunca frecuentes, fíjate bien en las calles que recorres todos los días y veras que había un mensaje en ellas que no habías visto. Muchos de nosotros venimos preprogramados para solo ver ciertas cosas de la ciudad, fíjate bien en todos los detalles.

B.Aprender de la historia y mitología de la Ciudad
Toda Ciudad tiene una historia acerca de su fundación, las personas que la crearon, el significado de su nombre, etc.... todos estos datos pueden ser pistas importantes para la forma de comportamiento de la Ciudad. En la actualidad cada ciudad tiene pequeñas subculturas, sitios importantes y zonas históricas, estos datos también deben ser analizados.

C.Encontrar Zonas de Poder
Si la Ciudad es una entidad entonces debe tener sitios en donde la energía se acumula. Esto deriva de la idea de los 7 chakras. Los chakras son centros de poder dentro del cuerpo humano que se encuentran a lo largo de la columna vertebral.

Las ciudades también tienen zonas de poder y es deber del mago urbano comenzar a encontrarlas. Los centros comerciales o los Parques son puntos de energía importantes, cada mago también tiene zonas de poder personales, sitios que le llaman la atención sin razón aparente y en donde puede recargar sus energías. Asi como el brujo negro se puede sentir cómodo con demonios pero el mago blanco no, encontraras Zonas de poder que pueden ser cómodas para muchos pero no para ti. Si analizas los puntos en donde te sientes cómodo encontraras un poco mas acerca de tu propia energía y relación con la ciudad.
Una vez tengas esos datos entrar al Gemelo Mítico de la ciudad es sencillo, solo tienes que meter todos los datos a un túnel de realidad en donde puedan trabajarse como algo "verdadero".Una persona que entra al Gemelo Mítico no ve buses sino bestias metálicas de transporte, los animales son guías espirituales, el sistema del metro son las arterias, etc...

MÉTODOS DE ADIVINACIÓN

MediaMancia
La premisa detrás de esta técnica es la siguiente:

1) El Universo/Dios/Los Dioses/Algo/ (inserte deidad o estado superior preferido) esta constantemente tratando de decirte cosas importantes.
2) El/Ella/Ellos(as)/Eso usan Imágenes y Slogans de los medios de comunicación como via para contactarte con ellos.

Solo tienes que ajustarte al momento (ej. calmate y centra tu mente en el trabajo), haz una pregunta y busca la respuesta en lo que te rodea. Ten en cuenta muy muy bien que cualquier cosa que resalte ES importante y ES significativa.

TVMancia
1) Olvida todo lo que has leído/escuchado/pensado acerca de la TV. Entra en un estado mental en donde la única cosa que vas a ver a las personas dentro de la caja. No los consideres como actores. Evita que el concepto de falsedad de la TV se apodere de tu mente. Estas a punto de consultar una caja de lenguaje.
2) Cambia los canales cada vez que sientas que es necesario. Anota o memoriza lo relevante
5) Entre mas veas mejor (Yo lo hice por 20 horas). Bebe mucho café. Si fumas entonces fuma bastante.

TRABAJO CON ENTIDADES (INVOCACIÓN/EVOCACIÓN)

Nota: la invocación es la “identificación consciente con una entidad compleja” mientras que la evocación es el “uso de entidades simples con las cuales la identificación es evitada.” Hoy en día a la invocación se le puede llamar metaprogramación y a la evocación se le puede llamar acción neurosomática.

Tótems
Un tótem es un objeto, ser o animal sobrenatural, que en las mitologías de algunas culturas se toma como emblema de la tribu o del individuo. En otras culturas se les llama guardianes o guías. Es posible que ya tengas contacto con algún animal u objeto de la ciudad pero recuerda que entre mas guías tengas mas fácil será el trabajo con la Ciudad.

1.Comienza a fijarte en un objeto o animal de ciudad que aparezca al azar en situaciones cotidianas (hojeando revistas, cambiando canales, caminando por la calle, navegando la red, en sueños, etc...)

2.Una vez lo hayas encontrado debes comenzar el proceso de relación. Si es un animal entonces intenta encontrarlo y contémplalo fijamente (no necesariamente a los ojos pero es recomendable) hasta recibir alguna especie de señal de aprobación o negación por parte de este. Tocarlo es importante (no cuentan perros hambrientos mientras te estas comiendo una hamburguesa). Si es un objeto entonces contémplalo por largos periodos de tiempo para ver que clase de imágenes, ideas o situaciones surgen con relación a este.

3.Una vez que te hayas familiarizado con el tótem puedes comenzar a trabajarlo. Busca acerca de su simbolismo, su historia y su comportamiento. Crea un sigilo, un mantra , un logo, una camiseta o cualquier cosa que puedas utilizar para llamarlo.

4. El siguiente paso es bastante sencillo, aplica el sigilo, mantra o lo que sea que hayas elegido como enlace e intenta evocarlo (que se manifieste ante ti) o invocarlo (que se manifieste dentro de ti). Por ejemplo, digamos que tu tótem es un gato y necesitas llamarlo para resolver un problema, una evocación de un gato puede resultar en que por alguna razón suene una canción en la radio acerca de gatos (lee las líricas para obtener la respuesta), una imagen de un gato en una revista en donde este la respuesta o la manifestación física de un gato en la calle (síguelo u observa sus movimientos para encontrar la respuesta). Una invocación te colocaría en el "mindset" de un gato: sigiloso, autónomo, pendiente de cualquier movimiento, higiénico, etc...

Dioses
Un Dios es el ser supremo de un Sistema Cerrado, aquel que tiene control y manejo total sobre este. El Dios de este Universo tendría control y manejo total de este mientras que el Dios de el bar de la esquina es aquel que tiene control y manejo total de este (generalmente es el dueño del bar pero según esta definición a veces un borrachín puede reemplazarlo).

Los siguientes son algunos de los dioses (entidades que dominan cierta cualidad) que hemos encontrado, siéntanse libres de agregar otros a medida que los vayan localizando dentro de sus ciudades.

Ineoria - la diosa del neón, espíritu de ilusión y dirección. Bella y frágil, vive dentro de pequeñas esferas o en pilares. Es una luz en la oscuridad pero no ofrece refugio. Ella muestra el camino pero no interfiere en este. Es una diosa de signos, verdades y ficciones mezcladas. No puede ser tocada por las manos humanas.

Groghuh - el espíritu de la basura. Al igual que Ixat (dios de los taxis) Groghuh es un guardián de secretos. Cosas ya descartadas, cosas perdidas. El tiene una tesorería enorme en cada ciudad. Son como los dragones medievales. A menudo se manifiesta como un vagabundo borracho con ropa sucia y dientes podridos. El encuentra la belleza en lo mundano, la magia en lo común. Le da refugio y amistad a aquellos que no tienen a donde ir .

Cthaaanhiss - espíritu del trafico. Un extraño dios que vive en el ir y venir del trafico. Es el humo, los semáforos, embotellamientos y los atajos. Al igual que causa embotellamientos también puede quitarlos o acortar el tiempo entre dos puntos. Su comportamiento es irracional , es liquido, no se queda quieto. El silencio es la muerte de este dios.

Ixat - el dios de los taxis. Conocedor de secretos, móvil de personas. Ixat conoce todos los secretos que los taxistas conocen. Conoce todas las localizaciones secretas de cada ciudad, ha estado en todas. Ixat ha dominado en secreto a Chtaaaniss a través de algún pacto desconocido. Se mueve a través del trafico con facilidad pero solo si el quiere. El obtiene su información a través de susurros y confesiones asi que su información no es totalmente confiable.

Celgos - el dios de los celulares. Es el Hermes de la modernidad, comunica lo que sea cuando sea y donde sea. Poco a poco ha ido recolectando creyentes y hoy en día encontramos a sus fieles servidores en cada esquina de la ciudad pregonando la palabra de su señor. Si necesitas encontrar un celular en la ciudad entonces Celgos es el dios a llamar.

Estos dioses también pueden ser evocados o invocados de la misma manera que un tótem aunque advertimos que es difícil controlar a un dios invocado, asi que cuidado con la entidad a la que vayas a llamar.

TÉCNICAS VARIAS

Utilizar Graffitis como Sigilos. Puedes crear tus propios sigilos y colocarlos en la pared de una calle bastante transitada. Otra técnica consiste en crear un sitio ritualísticos delimitado por sigilos, por ejemplo: colocar un sigilo en un área cuadrada de 5 cuadras a la redonda crearía una zona de poder dentro de esa área.

La simbología de los cuatro elementos esta presente en todos lados. Utilízala a Voluntad

Fuego: Deseo, Voluntad (Un cigarrillo, una canción, cualquier cosa que genere actividad)

Agua: Sentimientos, emociones (Bebidas en general: café, alcohol... cada una activa ciertas emociones)

Aire: Comunicación, Lógica ( Teléfonos celulares, charlas triviales, revistas)

Tierra: Materia, Estabilidad (El dinero en tus bolsillos, la ropa que usas)

21.9.11

¿Que es lo que sabemos acerca de nuestro sistema solar?

por David Icke

Hay una historia fenomenal que contar sobre lo que está sucediendo en y, sobre todo en el interior de la Luna.

He estado conectando los puntos con respecto a la Luna durante unos dos años y es claro para mí que no es un cuerpo "natural", sino un sistema de control que está manipulando nuestro sentido de la realidad para convertirnos en la raza esclava de aquellos que lo están haciendo.

Las anomalías y los misterios que rodean a la Luna son legiones y su origen (si usted ignora las insostenibles y oficiales hipótesis) es desconocido. Se trata de cuerpo masivo para ser un satélite de un pequeño planeta como la Tierra. Tiene 2.160 millas de diámetro, siendo más grande que Plutón, así como la quinta luna más grande del sistema solar.

Por derecho, no debería estar allí como lo dijo Irwin Shapiro, del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica:
"La mejor explicación de la Luna es un error de observación - la Luna no existe."
La Luna no es "real"? ¿Qué? Sí, pero espere...

Hay un punto importante que remarcar aquí. Si la gente habrá de entender lo que está sucediendo, necesitan una hoja de papel en blanco cuando se trata de juzgar lo que habrán de entender por "grande".

Recuerde que los seres humanos han sido mantenidos en una prisión mental durante eones.

No sabemos lo que es 'grande', o cómo este tipo de estructuras y tecnología de extraordinario tamaño (para nosotros) puede ser producida.

Hemos estado viviendo en una pequeñísima burbuja de percepción, y la vanguardia de la tecnología humana (que vemos) es la Edad de Piedra, en términos de lo que es posible . Una vez se cruza el Rubicón y se entra en la comprensión de la realidad de lo que verdaderamente es y cómo funciona, se puede avanzar a enormes pasos tecnológicamente y en otras formas.

Con esto es con lo que estamos tratando aquí.

Una capacidad tecnológica que tiene mucho de ciencia ficción de aspecto manso. Imagínese que usted está sentado en una cueva golpeando rocas entre sí y alguien le dice que es posible construir un avión Jumbo o un transbordador espacial. Usted diría que esto es imposible, que es una locura. Pensaría que esa persona ha estado bebiendo demasiado jugo de mamut.

Pero este es el tipo de abismo que desafía a las personas, y el que tienen dificultades para cruzar en cuanto a su percepción de lo posible. La supresión de la información, y así, la supresión de la percepción de lo posible, es una de las mejores maneras en que se mantiene oculta la verdadera magnitud de la conspiración.

Esto significa que cuando la gente como yo decimos que esto o aquello está sucediendo, el sensor de la percepción se activa y dice:
"Eso no es posible."
No, no es posible que nosotros podamos hacerlo.

Otros pueden hacerlo y lo están haciendo...

19.9.11

EL PEZ

de J. G. Ballard

Dormían siempre durante las horas de sol. Todos los ciudadanos estarían ya en su hogar y las casas permanecerían silenciosas, con las cortinas corridas, cuando el sol saliese sobre las montañas de sal, calcinando las calles con su fuego. La mayoría eran ancianos y se quedaban pronto dormidos en la penumbra de sus chalés; pero Granger, con su mente incansable y su único pulmón, permanecía a menudo despierto, por las tardes, intentando fijar su atención en la lectura de viejos cuadernos de navegación que Holliday había rescatado para él de las plataformas espaciales destrozadas.
A las seis, los frentes térmicos retrocedían hacia el Sur, sobre los bancos de algas, y, uno por uno, los acondicionadores de aire de los dormitorios se apagaban. Mientras tanto, la ciudad volvía poco a poco a la vida y las ventanas se abrían al frescor del crepúsculo. Granger se dirigió a grandes pasos a almorzar en el bar Neptuno, contemplando a izquierda y derecha los grupos de ancianos, sentados en los porches, que se observaban unos a otros en las sombrías calles.
Unos ocho kilómetros más al Norte, en el vacío hotel de Idle End, Holliday descansaba casi siempre otra hora más, contemplando las torres de coral que brillaban a lo lejos como blancas pagodas v escuchando el rumor de la brisa al chocar con ellas. A lo lejos podía verse el simétrico pico de Hamilton, la más cercana de las islas Bermudas, sobresaliendo del piso del océano seco como una montaña, con su estrecho anillo de playa visible aún en el crepúsculo, como una línea de espuma del perdido océano.

* * *

Aquella tarde se sentía más predispuesto que nunca a bajar a la ciudad. No solo encontraría a Granger en su reservado del Neptuno, con su extraña conversación, mezcla de sermón e ironía —era en realidad la única persona con quien Holliday podía hablar, y sin poderlo evitar había llegado a sentirse dependiente del otro, más viejo que él—, sino que Holliday mantendría su última entrevista con el oficial de emigración y debería tomar una decisión de la que dependería su porvenir.
En cierto modo, esta decisión estaba ya tomada cuando Bullen, el oficial de emigración, le había comunicado su viaje un mes antes. No se molestó en presionar a Holliday, que no tenía condiciones especiales que ofrecer, ni las cualidades de carácter o dotes de mando que serían necesarias en los nuevos mundos. Sin embargo, Bullen había señalado un pequeño pero relevante hecho en el que Holliday, a su vez, había pensado en el mes intermedio.
—Recuerde, Holliday —le previno al final de la entrevista en su despacho, contiguo a la oficina del sheriff—. El promedio de edad de la colonia es superior a los sesenta. Dentro de diez años, usted y Granger pueden ser los únicos supervivientes aquí, y si su pulmón fallara, usted se quedaría solo.
Se detuvo un momento para darle tiempo a comprender, y añadió en voz baja:
—Todos los jóvenes se van en el próximo viaje —los dos chicos de los Merryweathers, Tom Juranda («¡Valiente salvaje! Cuidado, Marte, cuidado», pensaba Holliday)—. ¿Se da cuenta de que usted será el único menor de cincuenta años?
—Katy Summers se queda —respondió Holliday.
La sola vista de un vestido de organdí blanco y un largo cabello pajizo le daba ánimos.
El oficial de emigración consultó su lista y asintió con un gruñido.
—Sí, pero se queda para cuidar de su abuela. Tan pronto como muera esta señora, Katy se marchará. Después de todo, no hay nada aquí que merezca quedarse, ¿verdad?
—No —corroboró Holliday, automáticamente.
No había nada ahora. Durante mucho tiempo había pensado, equivocadamente, que sí lo había. Katy era de su misma edad, veintidós años, la única persona, aparte de Granger, que parecía comprender su determinación de permanecer en la olvidada Tierra. Pero su abuela murió tres días después y Katy comenzó a hacer el equipaje. No sabía cómo había podido pensar que ella se quedaría, y le preocupaba que sus suposiciones pudieran estar basadas en premisas igualmente falsas.
Salió a la terraza y contempló el resplandor fosforescente de los fragmentos de mineral que brillaban a lo lejos, entre los bancos de arena. Sus habitaciones estaban en el piso décimo, el único en buen estado del edificio, pues como la colonia estaba instalada en el lecho del océano, la presión había abierto grandes grietas en las paredes, grietas que poco a poco se alargaban hacia el techo. El piso bajo prácticamente había desaparecido. Pero cuando le llegara el turno al piso siguiente —seis meses más tarde, a lo sumo—, ya le habrían obligado a abandonar su viejo refugio y a volver a la ciudad. Inevitablemente tendría que compartir un chalé con Granger.
A lo lejos se oía el rugido de un motor. A pesar de la oscuridad, Holliday distinguió el helicóptero del oficial de emigración, que se dirigía hacia el hotel, el único edificio notable de la localidad, y que viró cuando Bullen hubo inspeccionado la ciudad, parándose lentamente al llegar al campo de aterrizaje.
«Las ocho», comprobó Holliday. Su entrevista era a las ocho y media del día siguiente. Bullen pasaría la noche con el sheriff, cumpliendo sus obligaciones como sepulturero y juez de paz. Durante doce horas Holliday era libre, capaz aún de tomar importantes decisiones (o, más exactamente, de no tomarlas), pero exponiendo su propia vida. Este era el último viaje del oficial de emigración, su circuito final desde las desiertas ciudades cercanas a Santa Elena, pasando por las Azores v las Bermudas alrededor del principal ferry del Atlántico situado en las Canarias. Únicamente dos de las grandes plataformas espaciales continuaban en órbita navegable —cientos de ellas caían continuamente del cielo—, y una vez que caían eran abandonadas. Los únicos capaces de recogerlas eran unos cuantos oficiales de comunicaciones.

* * *

Por dos veces en su camino a la ciudad, Holliday hubo de bajar la máquina limpiadora sujeta al parachoques frontal del jeep, con el fin de limpiar el camino de sal. Algas mutadas, con sus cambios acelerados por el radiofósforo, se movían en el aire, a ambos lados de la carretera, como enormes cactos, transformando los oscuros bancos de sal en blancos jardines lunáticos. Pero esta evidencia de ilimitada soledad solo servía para fortalecer su deseo de permanecer en la Tierra. Muchas noches, cuando no conversaba con Granger en el Neptuno, tratando de exponerle su filosofía, recorría el piso del océano, penetraba en las destrozadas plataformas o paseaba con Katy Summers por los bosques de algas. Algunas veces lograba que Granger se les uniera, con la esperanza de que la experiencia de este —que había sido biólogo marino— aumentara su propio conocimiento de la flora batipelágica, pero el auténtico lecho del mar había desaparecido bajo las interminables colinas de sal, y aquello era exactamente igual que pasear por el Sahara.
Cuando entró en el Neptuno —un salón estrecho que daba al campo de aterrizaje y que en ocasiones servía como sala de espera a los cientos de emigrantes del Hemisferio Sur que iban a ser transportados a las Canarias—, Granger le llamó y, apoyando su bastón en la ventana, señaló la línea oscura del helicóptero del oficial de emigración, aparcado cerca.
—Lo sé —dijo Holliday con voz cansada—. Le he visto venir.
—Lo sabes —repitió Granger, con su brazo bajo la camisa hawaiana para disimular su pulmón hundido (lo perdió treinta años antes, buceando)—. Yo no iré a Marte la semana que viene.
Holliday le miró sombríamente.
—Yo tampoco.
Vio el gesto de asombro de Granger y añadió en tono burlón:
—¿No lo sabía?
Granger rugió:
—¿De verdad no irás? ¿Lo has decidido?
—Equivocado. Y correcto. No lo he decidido; pero no iré. ¿Comprende la diferencia?
—Perfectamente, doctor Schopenhauer —Granger sonrió. Apartó su vaso—. ¿Sabes, Holliday? Tu único problema es que te tomas demasiado en serio. No te das cuenta de lo ridículo que resultas.
—Ridículo, ¿por qué?
—¿Qué importancia tiene que estés decidido o no? Lo único que importa es tener el valor suficiente para marchar a las Canarias y desde allí al amplio y azul más allá. ¿Por qué quieres quedarte? La Tierra está muerta y arrasada. Pasado, presente y futuro no existirán aquí mucho tiempo. ¿No sientes ninguna responsabilidad por tu propio destino biológico?
—Me trae sin cuidado —y cambiando de tema, Holliday sacó una hoja de pedido del bolsillo de su camisa y se la entregó a Granger, que era el encargado de los almacenes de distribución—. Necesito una nueva bomba para el refrigerador de la sala. Treinta watios Frigidaire. ¿De acuerdo?
Granger gruñó exasperado.
—Por Dios. Pareces un Robinsón Crusoe empeñado en quedarte en este montón de chatarra para tratar de arreglarla de nuevo. Eres el único hombre que ha decidido quedarse cuando todo el mundo se marcha. Tal vez seas un poeta o un soñador; pero ¿no te das cuenta que estas dos especies están ahora extinguidas?

* * *

Holliday contemplaba el helicóptero, apoyado en la barandilla; las luces de la colonia se reflejaban en las colinas de sal que rodeaban la ciudad. Cada día se alejaban unos pocos más. En diez años, su vida podía ser muy bien la de un Crusoe. Afortunadamente, los grandes depósitos de agua y keroseno —gigantescos cilindros, del tamaño de un gasómetros—, durarían aún aproximadamente unos cincuenta años. Sin ellos, desde luego, no habría tenido opción.
—Por favor, dejemos esto —dijo a Granger—. Usted sólo trata de encontrar en mí una justificación para su forzosa estancia. Quizá esto sea mi fin, pero prefiero terminar aquí a hacerlo en el vacío. De todos modos, tengo la corazonada de que un día volverán. Alguien querrá volver para tener un sentimiento vivo de lo que era la vida aquí. Esto no es una cáscara de fruta que podemos tirar cuando se nos acaba. Hemos nacido aquí. Es el único lugar que queda en nuestra memoria.
Granger asintió. Estaba a punto de decir algo, cuando un arco brillante iluminó la oscura ventana, después lo perdieron de vista. Cayó en el campo, tras los depósitos.
Holliday se puso rápidamente en pie y miró por la ventana.
—Debe de haber sido una plataforma espacial. Parecía una de las grandes, probablemente una de los rusos.
Se oyó una gran explosión, amplificada por el eco, entre las torres de coral. Varios relámpagos iluminaron la noche. Hubo una serie de pequeñas explosiones, y después una difusa nube de vapor apareció en el Noroeste.
—En el lago Atlántico —comentó Granger—. Vamos allí a echar un vistazo. Debe haber algo interesante.
Y allí fue donde Holliday descubrió el pez.

* * *

El lado Atlántico era una estrecha franja de agua estancada, de unos dieciséis kilómetros de longitud por dos de ancho, al norte de las islas Bermudas, resto de lo que había sido el Océano Atlántico y único vestigio de los mares que un día cubrieron los dos tercios de la superficie terrestre. La frenética explotación exhaustiva de los océanos en el siglo anterior, para proveer de oxígeno a las atmósferas de los nuevos planetas, los había agotado rápida e irremediablemente, y con su muerte habían sobrevenido mutaciones climáticas y otros cambios geográficos que aseguraron la extinción de la Tierra misma. El oxígeno se extraía electrolíticamente del agua de mar, se comprimía y se embarcaba; el hidrógeno liberado se descargaba en la atmósfera. Ahora solo quedaba una pequeña capa de densidad, de aire oxigenado de poco más de un kilómetro de espesor, y la gente que quedaba en la Tierra se vio obligada a habitar los vacíos lechos de los mares, abandonando las envenenadas planicies continentales.
En el hotel de Idle End, Holliday pasaba incontables horas en su biblioteca, donde había acumulado libros y revistas sobre las ciudades de la antigua Tierra, y Granges le hablaba a menudo de su propia juventud, cuando los mares estaban casi llenos y él trabajaba como biólogo marino en la Universidad de Miami, con un fabuloso laboratorio formado para él a lo largo de las playas.
—Los mares son nuestro recuerdo —decía a Hollyday con frecuencia—. Al desecarlos, borramos nuestro propio pasado, y, en cierto modo, nuestros propios seres. Esta es otra razón por la que debes irte. Sin el mar, la vida es insoportable. Somos poco más que fantasmas con recuerdos, ciegos y sin hogar, llenando los secos miembros de un esqueleto.
Llegaron al lago en media hora, y se abrieron camino a través de las ciénagas. En la penumbra, las grises dunas saladas se extendían varios kilómetros con grietas que formaban láminas hexagonales; una densa nube de vapor oscurecía la superficie del agua. Aparcaron en un bajo promontorio y examinaron la armadura circular de la plataforma espacial. Era uno de los mayores vehículos, de unos doscientos metros de diámetro, el que yacía en las aguas poco profundas, con su casco lleno de agujeros. A su alrededor, las plantas habían sido segadas por el impacto y extendidas en el lago por la explosión. Más allá se veían los motores apuntando al cielo.
Caminando por la orilla, la parte central del lago a su derecha, pasaron junto a la plataforma, en cuyo borde estaban grabadas las iniciales CCCP. El vehículo gigante había trazado un enorme surco en las vecinas charcas, junto al lago, y Granger se metió en las templadas aguas buscando seres microscópicos. Aquí y allá había pequeñas anémonas y estrellas de mar, de cuerpos enjutos y retorcidos. Algas como telillas se agarraban a sus botas de goma, con sus núcleos brillando como joyas en la luz fosforescente. Atravesaron una de las mayores charcas, de unos cien metros, donde el agua fluía de una grieta lateral. Granger se movía lentamente, recogiendo especies en un frasco, cuando Holliday se detuvo en el estrecho pasillo entre la charca y el lago, mirando la superficie de la plataforma que aparecía en la oscuridad, con su popa como la de un barco.
Examinaba un destrozado depósito de aire, cuando vio algo moverse en la superficie de la cubierta. Por un momento pensó que sería un superviviente del choque, pero cayó en la cuenta de que había sido solo un reflejo en la superficie de aluminio de algo que se movía en el agua.
—¿Has tirado algo? —preguntó Granger.
—No —respondió sin pensar—. Debe de haber sido un pez que ha saltado.
—¿Un pez? No hay un solo pez vivo en todo el planeta. Toda la especie zoológica murió hace diez años.
Entonces, el pez saltó de nuevo.
Durante unos segundos permanecieron inmóviles, emocionados, en la sombra. Lo vieron otra vez, cuando el esbelto cuerpo de plata salió de las tibias aguas de escasa profundidad. Sus cortas aletas le llevaban de un lado a otro.
—Un pez-perro —murmuró Granger—. De la familia del tiburón. Altamente adaptable. Tiene que ser eso para sobrevivir aquí. Debe de ser el único pez vivo.
Holliday se movió, con sus pies hundidos en el escurridizo fango.
—¿No es el agua demasiado salada?
Granger cogió en sus manos un poco de agua y la probó.
—Salada, pero bastante diluida.
Miró al lago.
—Acaso existe una evaporación continua desde la superficie del lago, que produce una condensación localizada aquí, una especie de débil destilación.
Dio una palmada en el hombro del otro.
—Holliday, esto puede ser interesante.
El pez-perro continuaba saltando, retorciendo su cuerpo y aleteando. Montones de lodo rodeaban la charca; solo en algunos sitios, pocos, hacia el centro, el agua medía algo más de treinta centímetros.
Holliday señaló una hendidura en el lodo, y comenzó a correr hacia ella.

* * *

Cinco minutos más tarde había alcanzado la brecha. Después regresó al jeep y lo condujo, cuidadosamente, por los estrechos pasillos, entre las charcas. Puso la máquina limpiadora y comenzó a empujar los lados del charco donde estaba el pez. Al cabo de dos horas había estrechado mucho el diámetro y la profundidad del agua había aumentado casi al doble. El pez-perro había dejado de saltar y nadaba por la superficie, mordiscando las incontables plantas que el jeep había arrojado dentro del agua. Su cuerpo plateado parecía blanco y borroso, con unas pequeñas aletas recortadas y poderosas.
Granger, sentado en el motor del jeep, con la espalda apoyada en el parabrisas, contemplaba a Holliday con admiración.
—Tienes recursos —dijo sonriendo—. Nunca pude imaginarlo.
Holliday lavó sus manos en el agua y anduvo por el revuelto lodo que circundaba el charco. Unos metros delante de él, el pez-perro giraba.
—Quiero conservarlo vivo —dijo Holliday—. ¿Se da cuenta, Granger? Los peces permanecieron cuando los grandes anfibios emergieron de los mares hace doscientos millones de años, lo mismo que nosotros dos permaneceremos ahora. En el fondo, todos los peces son imágenes nuestras vistas en el espejo del mar.
Descendió del montículo. Sus pantalones estaban empapados y llenos de sal. Aspiró el aire húmedo. Al Este, sobre la masa de la costa de Florida, elevándose sobre el océano como un enorme transporte aéreo, aparecieron los primeros frentes térmicos del alba.
—¿Haremos bien dejándolo aquí hasta la tarde?
Granger se puso al volante.
—No te apures. Vamos, necesitas descansar.
Señaló el borde saliente de la plataforma espacial.
—Eso le dará sombra por unas cuantas horas; ayudará a mantener una baja temperatura.

* * *

Cuando se acercaban a la ciudad, Granger vio a la gente abandonar los porches, cerrando los postigos de sus cabinas de acero.
—¿Qué hay de tu entrevista con Bullen? —preguntó a Holliday—. Te estará esperando.
—¿Dejar esto? ¿Después de lo de anoche? Ni pensarlo.
Granger movió su cabeza cuando aparcaba junto al Neptuno.
—¿No le estarás dando demasiada importancia a un pez-perro? Hubo millones de ellos; eran la plaga de los mares.
—Se está apartando del asunto —dijo, intentando secarse la sal de los ojos—. Ese pez significa que aún se puede hacer algo. La Tierra no está muerta y exhausta, después de todo. Podemos crear nuevas formas de vida, un reino biológico completamente nuevo.
Sumido en su visión, Holliday se sentó al volante cuando Granger fue al bar a recoger un cántaro de cerveza. Volvió con el oficial de emigración.
Bullen apoyó un pie en el parachoques, mirando dentro del jeep.
—Bien, ¿qué hay de eso, Holliday? Quiero partir pronto. Si no le interesa, me iré. Hay una nueva y rica vida allí; es el primer paso hacia las estrellas. Tom Juranda y los chicos de Merryweather se van la semana próxima. ¿Quiere irse con ellos?
—Lo siento —respondió Holliday secamente.
Puso el cántaro de cerveza en el coche y arrancó, alejándose por la desierta y polvorienta carretera.
Media hora más tarde, cuando salió a la terraza en Idle End, fresco después de una buena ducha, vio al helicóptero, con su negra hélice, alejándose rápidamente hasta desaparecer tras el bosque de algas hacia el casco de la nave espacial.
—Vamos.
—¿Qué llevas ahí?
Señaló una lata que Holliday había colocado en el departamento de herramientas.
—Migas de pan.
Granger suspiró y cerró la puerta.
—Estoy impresionado. Realmente impresionado. Tendrás que cuidar de mí. Yo también necesito aire.
A unos seis kilómetros del lago, Holliday señaló unas huellas de neumáticos impresas en la sal blanda, que continuaban hacia adelante.
—Hay alguien allí.
Granger se encogió de hombros.
—¿Y qué? Habrán ido probablemente a ver la plataforma —miró a su compañero—. ¿No quieres compartir tu Nuevo Edén con nadie? ¿O solo con un viejo biólogo?
Holliday sonrió.
—Esas plataformas me molestan. Al paso que van conseguirán que la Tierra parezca un montón de chatarra. Aunque, si no fuese por esta, no habría encontrado el pez.
Llegaron al lago y caminaron hacia la charca; las huellas de neumáticos continuaban. A doscientos metros de la plataforma había un coche que bloqueaba el paso de Holliday y Granger; sus ocupantes habían continuado a pie.
—Es el coche de los Merryweathers —señaló Holliday mientras examinaban el alargado Buick, pintado de amarillo y adornado con sirenas y banderines—. Los dos muchachos deben de haber venido.
Granger añadió:
—Uno de ellos está en lo alto de la plataforma.
El más joven de los hermanos había escalado la nave y actuaba de árbitro en las travesuras de los otros dos chicos, su hermano y Tom Juranda, un muchacho alto y fuerte, con traje de cadete espacial. Estaban en la orilla de la charca del pez, arrojando a ella piedras y bloques de sal.
Abandonando a Granger, Holliday se adelantó gritando. Demasiado distraídos para oírle los chicos continuaban tirando piedras al charco, cuando el más joven de los Merryweathers los avisó desde la plataforma. Antes que Holliday se acercara, Tom Juranda empezó a dar patadas al barro y acabó por echarlo dentro del agua.
—¡Juranda! ¡Vete de ahí! ¡Deja esas piedras!
Alcanzó a Juranda cuando este estaba a punto de tirar al agua un trozo de sal del tamaño de un ladrillo, le sujetó y le obligó a soltar la sal, que cayó, convirtiéndose en un montón de cristales rotos.

* * *

Estaba vacía. Una profunda grieta se había abierto en el barro y el agua se había escapado a otras charcas vecinas. En el centro del estanque, entre un montón de piedras y bloques de sal, yacía aplastado, pero retorciéndose aún, el cuerpo del pez-perro, revolviéndose sin esperanza en la escasa cantidad de agua que quedaba. La sangre, rojo oscura, manaba de las heridas de su cuerpo, salpicando la sal.
Holliday se dirigió a Juranda y sacudió al joven salvajemente por los hombros.
—¡Juranda! ¿Te das cuenta de lo que has hecho?...
Exhausto, Holliday fue al centro de la charca, quitó las piedras y permaneció contemplando al pez que se retorcía espasmódicamente a sus pies.
—Lo siento, Holliday —se disculpó el mayor de los Merryweathers—. No sabíamos que el pez era tuyo.
Holliday le volvió la espalda, con los brazos caídos. Se sentía cansado y confundido, incapaz de dominar su rabia y su desilusión.
Tom Juranda empezó a reír y gritar. La tensión se rompió, y los muchachos corrieron hacia su coche, jugando y burlándose de Holliday.
Granger los dejó marchar; después se dirigió al joven.
—¡Holliday! —llamó—. Vamos, muchacho.
Holliday sacudió su cabeza, con los ojos fijos en el lacerado cuerpo del pez.
Granger se unió a él. Las sirenas sonaban cada vez más lejos.
—¡Esos malditos crios!
Tomó a Holliday por un brazo.
—Lo siento—dijo—. Pero no es el fin del mundo.
Holliday se agachó para coger el pez. El barro que le rodeaba estaba manchado de sangre. Sus manos vacilaron y se incorporó.
—No hay nada que hacer, ¿verdad?
Granger examinó al pez. Aparte de una herida en uno de sus costados y de su cabeza aplastada, la piel estaba intacta.
—¿Por qué no disecarlo? —sugirió seriamente.
Holliday le miró incrédulo. Por un momento no dijo nada. Entonces, casi enloquecido, exclamó:
—¿Disecarlo? ¿Está usted loco? ¿Piensa que quiero convertirme en un monigote, que quiero llenar mi propia cabeza con paja?
Girando sobre sus talones, volvió la espalda a Granger y salió bruscamente de la charca.

CCCP. Siglas, en ruso, equivalentes a URSS.

14.9.11

Magia Memética

por Frater Anonymus

Magick es un sistema de símbolos diseñados para despertar las partes "dormidas" de nuestra mente. (Llamese subconsciente o inconsciente)

Los símbolos del sistema magico seleccionado deben ser compatibles con la infraestructura mental del mago. Todo efecto real se produce dependiendo de que tan buena es la interconectividad entre los símbolos y la mente

La magia memética consiste en causar cambios mediante la manipulación del RSM. El RSM (Root Social Matrix) es el conjunto de influencias socioculturales de la humanidad. El RSM constituye a la realidad como tal y solo puede ser visto/leido en su totalidad a traves de las unidades basicas que lo compone (memes).


Teoria Memética

Un meme es el equivalente de un atomo mental; es la unidad basica del lenguaje sociocultural que escriben a todo programa de la realidad. Los memes residen en la ideosfera. Existen dos clases e ideas en la ideosfera: singulares y replicantes. Los memes son replicantes. Solo los mas fuertes sobreviven aunque esto no quiere decir que por eso sean buenos.

Los memes-moléculas se unen para formar ideas complejas (memeplex). Ej: Las moléculas (a) ( r) ( b) (o) (l) se unen para formar (arbol), lo cual ya es un memeplex complejo.Un memeplex , a su vez, puede ser diluido en elementos individuales. Ej: (Primaria) = (1º +2º+3º+4º+5º) y a su vez (2º) = ( salon 2ª + profesora martha + colegio xxxx) y a su vez ( Profesora Martha) = (Cabello liso + gafas.)

Existen dos clases de meme genesis : espontanea y diseñada. La idea es construir un genesis diseñado que se pueda convertir en espontaneo.Para lograrlo se debe plantar el meme en el lugar y momento correcto. Ej: Esparcir el meme ( pedro engaña a su mujer) en un almuerzo tiene bastantes posibilidades de reproducción espontanea( reproducción que no necesita que su creador haga nada)

Los memes de ataque son la ofensiva en contra de otros memes. Ej:

A dice: La reproducción es el elemento mas importante de la vida

B contesta: No quiero tener hijos

Meme de ataque 1: Todo aquel que no quiera tener hijos no es un hombre de verdad

Meme de ataque 2: Todo aquel que no quiera tener hijos debe ser feo

Meme de ataque 3: Todo aquel que no quiera tener hijos debe ser feo y por ende no es un hombre de verdad

Los memes de proteccion son la defensiva en contra de otros memes.Ej:

A dice: El pelo corto es horrible

B contesta con un meme de defensa: Lo uso asi porque si fuese largo me incomoda cuando troto y yo troto todos los dias.

Tambien es posible ocultar a un meme dentro de otro meme ya que los fortalece.Ej:

A dice: Que inteligente eres.Todo hombre inteligente sabe que este libro es bueno.(aca hay un meme oculto)

A dice: Compre este libro (aca no hay meme oculto y de seguro fallara)

Cuando enviamos a un meme hacia el RSM este toma vida propia y se hace mas dificil controlarlo. Antes de lanzarlo debemos asegurarnos de que el meme tenga la proteccion necesaria contra otros memes que quieran modificarlo.

Los memes se enlazan a puntos receptores situados en los bordes de otros memes. Si se desea crear un meme que no mute entonces dicho meme debe tener la menor cantidad posible de puntos receptores

La clave para efectuar cambios masivos en el RSM consiste en crear o descubrir memes poderosos y apropiados para que un individuo los asimile y los enlace a mecanismos exitosos de replicación.

Algunos mecanismos exitosos de replicación son: religiones, corporaciones, instituciones educativas, programas de tv, películas y sistemas politicos. Todas estas son estructuras memeticas enormes.

Unirse a una estructura memetica como las anteriormente mencionadas es difícil, por lo general estas usaran dos estrategias:

a)Colocar defensas externas

b)Si las defensas externas son destruidas entonces intentara absorber al meme nuevo dentro de su propia estructura.

Para que nuestro meme sea exitoso debe derrotar a estas dos estrategias.

Los memes siguen la estructura PIR (Penetración-Instrucción-Replicacion)

Penetración: Encontrar un punto de enlace al cual pegarse y asi poder entrar.Existen varias tecnicas:

a)encontrar un punto de enlace

b) La repetición conlleva a la destrucción de las defensas.

c)Ocultar el meme dentro de paquetes memeticos

d)Lavado de cerebro: una tecnica en donde el lavador de cerebros construye una submatriz en donde el controla todos los aspectos socioculturales y por ende los manipula para corroer las defensas de sus habitantes y asi programarlos (Si un individuo se hace un auto lavado cerebral se le llama metaprogramador)

Instrucción: Transmitir la información necesario y de paso invitar a la replicación

Replicación: Crear símbolos para transmitir al meme dentro de estos de manera exitosa (amuletos memeticos)


Teoria Memetica Mágicka

El ser humano posee una consciencia y un subconsciente. La conciencia es apenas la punta del iceberg y de hecho es una expresión evolutiva del subconsciente. La consciencia consta de tres partes: entrada sensorial, pensamientos y emociones.

El subconsciente es una estructura masiva que contiene numerosos pensamientos, deseos, emociones, instintos y poderes. La conciencia comun apenas percibe y/o controla a un pequeño conjunto de estas cosas. Si un individuo logra llevar a estos elementos hacia fuera (del subconsciente a la conciencia) entonces podra manipularlos de acuerdo a su propia capacidad. A esto se le llama evocacion

Por medio de la expresión artistica podemos evocar a estos "espiritus" permitiendo de esta manera que el individuo despierte o acceda a información que estaba en un estado de latencia en su subconsciente.

a)Evocacion azarosa mediante dibujos

b)Evocacion voluntaria mediante dibujos

c)Evocacion voluntaria mediante literatura

Como se esta plasmando al subconsciente de forma voluntaria para que la conciencia lo pueda apreciar, tales símbolos o espiritus se activan automáticamente siempre y cuando el proceso haya sido realizado de manera correcta.

Si el espiritu ha sido evocado correctamente entonces intentara comunicarse, ayudar o lastimar al individuo que lo llamo. El individuo debe estar atento a cambios en el mundo material que hayan sido causados por el espiritu. A veces el espiritu colocara pruebas para medir el poder del mago antes de ayudarlo. En otras ocasiones la comunicación ocurre cuanto se reconocen ciertas palabras o símbolos dentro del cuerpo del espíritu.


Grandes Obras Memeticas

La magia memetica presenta 4 grandes obras ( metas a realizar). Muchas de las figuras historicas mas importantes han realizado las primeras tres:

1.Auto-evolucion a traves del "desarrollo de los ojos" : consiste en la perfeccion del individuo a traves de varios proceso de decondicionamiento hasta llegar al punto en donde se logra "ver" toda manifestación memetica del RSM y somos capaces de escoger nuestros propios memes a voluntad.

2. La transformación de una sub-matriz a traves de la manipulación correcta del RSM : consiste en escalar niveles de poder e influencia en una submatriz (nacion, grupo religioso, corporacion..) hasta llegar a un punto desde donde se puedan liberar memes poderosos dentro de la submatriz. Para lograrlo se debe conocer acerca de:

a)abrir los ojos

b)teoria memetica

c)magia memetica

d)reconocimiento y habilidad para atravesar barreras de imposibilidad

e)resistencia contra campos de control

f)determinación libre de la influencia del RSM

3. Inmortalidad a traves de la creación de memes que repliquen elementos de la consciencia individual a las mentes de otros. Ej: Jesús paso 18 años en el desierto (meta 1), despues regresa y junta a un grupo de discipulos y les predica sus ideas (meta 2), despues de su muerte sus discipulos se hacen llamar apostoles y escriben libros biblicos con el mensaje de Jesús (meta 3). Hasta la actualidad Jesús es inmortal debido a que los memes que lo componen siguen y siguen replicandose

4. Iniciación de la evolucion trascendental de la humanidad a traves de la manipulación correcta del RSM

De como abrir los ojos para poder ver la Matriz Raiz Social (tomado del memetic magick de Kirk Packwood)

Mago, los ojos con los cuales puedes ver a la Matriz Raiz Social estan dentro de ti. El mundo no es como parece; la realidad yace escondida detrás de un velo de ilusion. Libera a tu mente de los efectos de la sociedad humana y de la cultura, y al hacerlo rompe el velo de la ilusion que cubre a la verdadera cara del mundo. Manten los siguientes principios de ritual por un periodo de dos meses y asi desarrollaras los ojos para poder ver a la Matriz Raiz Social.


PRINCIPIO UNO: ISOLACION

Alejate de familia, amigos y raza. Este es el momento para estar solo. Habla con otros solo si es absolutamente necesario. El silencio de este ritual es mas valioso que el oro; le permite al mago liberarse de las cadenas del control social y cultural para poder dentro de si mismo la fuente de sabiduría infinita que reside en el mismo.Rompe cadenas culturales y sociales. No veas televisión o películas. No escuches radio. No leas periodicos o revistas. No leas obras literarias de ficcion. Evita todo tipo de programacion socio cultural con excepcion de algunos libros selectos de no-ficción

PRINCIPIO DOS: REALEZA (CONVIERTIENDOSE EN EL TIPO IDEAL)

Aquellos que se liberan del control de la Matriz Raiz Social son en verdad realeza humana. NO te sometas nada ni nadie durante estos dos meses a menos que la sumisión sea por una causa justa. Nunca te sometas a aquellos que intentan controlarte o dominarte sin una razon justa, asi tu falta de sumision sea costosa o dolorosa. Cualquiera que sea el precio que pagues en el presente sera menor que el precio que pagaras si te sometes a una dominacion injusta.

PRINCIPIO TRES: NUTRICION

No comas comida rapida. Tu cuerpo necesita los nutrientes necesarios para trabajar a su maximo potencial. Comprende que la comida de las masas retarda el potencial magico. Como bien y con moderacion. Considera tomar vitaminas y suplementos herbales que te ayuden a desarrollar el potencial mental.

PRINCIPIO CUATRO: EJERCICIO

El cuerpo es el templo. Corre dos millas cada segundo o tercer dia, o camina dos millas a diario. Si no logras hacer dos millas, corre o camina hasta donde puedas. En cada ocasión incrementa tu resistencia hasta que completes las dos millas enteras. Cuando puedas trotar las dos millas con facilidad, considera agregar de 5 a 10 minutos mas de trote aprovechando que los musculos de las piernas todavía estan calientes

PRINCIPIO CINCO: APRENDE

Entrena tu mente. Antes de comenzar el ritual compra suficientes libros como para que duren dos meses. Estos libros no deben ser de ficcion pero si de temas interesantes. Lee cada dia, todo el dia si es posible. Leer es comida para una mente en crecimiento.Leer es esencial para el desarrollo de la mente, y el desarrollo de la mente es esencial para el desarrollo del poder magico. Sin símbolos la mente no puede crecer. Solo para de leer cuando la mente esté llena, es decir, cuando rechace todo intento de seguir leyendo. Si esto ocurre, tomate unos dias de descanso de la lectura, hasta que la mente pida mas información simbolica

Si permaneces dedicado a estos principios por un periodo de dos meses llegaras a desarrollar los ojos con los cuales podras ver la Matriz Raiz Social . No dejes que nada ni nadie te aleje de los principios.

El cumplimiento exitosos de los principios abrira el ojo interno, permitiendole al mago ver y comprender cosas que antes no podia comprender debido a la programacion mental. Liberado de las fuerzas de la Matriz Raiz Social, el verdadero ser comenzara a emerger del fondo de la mente subconsciente. El verdadero Ser puede guiar al mago hacia el cumplimiento de su verdadero proposito


fuente:Zona del Caos

12.9.11

V de Vendetta




Reseña:

Estamos en el año 1997. Ha finalizado la III Guerra Mundial. Inglaterra se ha convertido en un estado fascista. En estos tiempos de desesperación y oscuridad, aparece un misterioso individuo que se hace llamar "V" y que ataca a los intereses y agentes del estado, creando el caos. Pero, ¿Quien es "V"? ¿Por qué busca venganza?
La respuesta la conoceremos gracias a Evey, una joven de 16 años que se vió obligada a prostituirse para seguir adelante y que fue rescatada por el misterioso "V" de ser violada y asesinada por los mal llamados "agentes del orden" del estado. Tomada por "V" bajo su "cuidado" (que en ocasiones más bien parece un cautiverio), mediante la interacción de ambos personajes se nos irá desvelando poco a poco el pasado y objetivos del misterioso protagonista de la historia mientras lleva a cabo su cruzada contra el estado y vamos conociendo mejor este hipotético futuro.

Descarga

7.9.11

La amenaza del buen ejemplo

de Noam Chomsky
Ningún país está libre de este tratamiento, no importa cuan poco importante sea. De hecho, son los países más débiles, y los más pobres los que a menudo despiertan la más grande histeria.

Tomen Laos en los 1960s, probablemente el país más pobre en el mundo. La mayoría de la gente que vivía allí siquiera sabían que había semejante cosa llamada Laos; ellos solo sabían que tenían una pequeña aldea y que había otra pequeña aldea cerca de allí.

Pero tan pronto hubo un tipo muy bajo de revolución social comenzando a desarrollarse allí, Washington subordinó a Laos a un sangriento "bombardeo secreto" virtualmente exterminando vastos territorios en operaciones que, se ha admitido, no tenían nada que ver con la guerra que los EE.UU. llevaba adelante en Vietnam del sur.

Granada tiene 100.000 que produce una pequeña nuez moscada, y difícilmente puedas encontrarla en el mapa. Pero cuando Granada comenzó a experimentar una moderada revolución social, Washington rápidamente se movió para destruir la amenaza.

Desde la Revolución Bolchevique de 1917 hasta el colapso de los gobiernos Comunistas en el Este Europeo en los finales de 1980, fue posible justificar todo ataque Norteamericano como una defensa contra la amenaza Soviética. Así, cuando los Estados Unidos invadieron Granada en 1983, el presidente de la junta de jefes del Estado Mayor explicó que, en el eventual caso de un ataque Soviético a la Europa occidental, una Granada hostil puede poner en entredicho el abastecimiento de petróleo desde el Caribe a la Europa occidental y no queremos estar incapacitados para defender a nuestros aliados rodeados militarmente. Ahora esto suena cómico, pero este tipo de historias ayudan a movilizar el apoyo público a la agresión, el terror y la subversión.

El ataque contra Nicaragua fue justificado por la demanda de quienes argumentaban “si nosotros no “los detenemos" allí, ellos estarán próximamente en la frontera de Harlingen, Texas-solo a dos días en auto de distancia”. (Para personas educadas, hubo variantes más sofisticadas, solo un poco más verosímiles.)

Tan distante como al comercio Americano le concierne, Nicaragua podría desaparecer y nadie se enteraría. La misma verdad vale para El Salvador. Pero ambos fueron sometidos a agresiones homicidas por los EE.UU., al costo de cientos de miles de vidas y varios billones de dólares.

Hay una razón para esto. Mientras más débil y pobre sea el país, más peligroso es como ejemplo. Si un país pequeño, pobre como Granada puede prosperar dando una vida mejor a su pueblo, algún otro lugar con mayores recursos se preguntará "por que nosotros no?"

Esto fue cierto en Indochina, la cual es bastante grande y tiene muchos recursos significantes. A pesar de que Eisenhower y sus asesores discursearon bastante acerca del arroz y el estaño y el caucho, el miedo real es que si el pueblo Indochino lograban la independencia y la justicia, el pueblo de Tailandia querrá emularlo, y si esto funciona, lo probarán en Malasia, y pronto en Indonesia perseguirán el camino de la independencia, y luego un área significante de la Gran Área se habrá perdido.

Si quieres un sistema global que esté subordinado a las necesidades de los inversores estadounidenses, no puedes dejar piezas a su propia suerte. Es impresionante como claramente esto esta establecido en los registros documentales- e incluso en registros públicos en algunas ocasiones. Tomen Chile bajo Allende.

Chile es un sitio bastante grande, con vastos recursos naturales, pero de vuelta, los EE.UU. no iban a colapsar si Chile se volvía independiente. Por que nos concierne tanto esto? Acorde a Kissinger, Chile era un "virus" que podría "infectar" la región con efectos incluso hasta en la misma Italia.

A pesar de 40 años de subversión por parte de la CIA, Italia todavía tenía un movimiento trabajador. Ver un gobierno socialdemócrata triunfando en Chile podría producir un mensaje equivocado en los votantes italianos. Supone que ellos adquirirán extrañas ideas acerca de tomar el poder de su propio país y revivirán el movimiento trabajador que la CIA menoscabó en los ´40.

Los planeadores de la Secretaria de Estado Dean Acheson en los ´40 hasta el presente han alarmado que "una manzana podrida puede desechar el barril completo." El peligro de aquella "putrefacción"-desarrollo social y económico- puede dispersarse.

Esta teoría de la manzana podrida es llamada la teoría del dominó para el consumo público. La versión usada para atemorizar al publico tiene a Ho Chi Minh en una canoa y desembarcando en California, y así continua.
Quizás algunos lideres estadounidenses crean este sin sentido- es posible-pero los planeadores racionales ciertamente no lo creen. Ellos entienden que la verdadera amenaza es el "buen ejemplo."

En ocasiones el punto es explicado con gran claridad. Cuando los EE.UU. estaban planeando el derrocamiento de la democracia Guatemalteca en 1954, un oficial del Departamento de Estado expuso que "Guatemala se ha convertido en una creciente amenaza a la estabilidad de Honduras y El Salvador. Su reforma agraria es una poderosa arma propagandística: Su amplio programa social de adherir a los trabajadores y campesinos en una victoriosa lucha contra las clases altas y grandes compañías extranjeras tenían un fuerte atractivo para las poblaciones de América Central vecinas que se encuentran en condiciones similares de dominio."

En otras palabras, lo que EE.UU. quiere es "estabilidad," siempre que esta signifique seguridad para las "clases altas y grandes compañías extranjeras." Si eso puede lograrse dentro de los parámetros formales democráticos, mejor. Si no, la "amenaza a la estabilidad" dada por el buen ejemplo tendrá que ser destruida antes que el virus infecte a otros.

Este es el por que incluso el más pequeño “manchón” es mostrado como una amenaza, y quizás deba ser aplastado.

5.9.11

EL MILAGRO DE SAN WILFRIDO

de Leopoldo Lugones (1)

EL 15 DE JUNIO DE 1099, cuarto día de la tercera semana, un crepúsculo en nimbos de sangre había visto por vigésima quinta vez al campamento cruzado desplegarse como una larga línea de silencios y de tiendas pardas alrededor de Jerusalén, desde la puerta de Damasco hasta donde el Cedrón penetra en el valle de Sové, que los latinos llaman valle de Josafat(2).
Sobre la llanura que se extendía entre el campamento y la ciudad, algunos bultos denunciaban cadáveres: restos de la jornada del 13 que los franceses libraron sobre la antemuralla.
El monte Moria alzábase frente de la puerta Esterquilinaria, al mediodía. Por el norte levantaban sus cumbres desoladas el Olivete y el monte del Escándalo, donde Salomón idolatró(3). Entre estas cumbres, el valle maldito, el valle donde imperara la herejía de Belphegor y de Moloch(4); donde gimieron David y Jeremías; donde Jesucristo empezó su pasión; donde Joel dijo su memorable profecía: congregrabo omnes gentes(5)...; donde duermen Zacarías y Absalón(6); el valle adonde los judíos van a morir de todas las partes del mundo, se abría lleno de sombra y de viñas negras...
Las murallas de la ciudad, altas de cien palmos, escondían a la vista las montañas de Judea, que el Rey Sabio hizo poblar de cedros. El recinto quedaba oculto, y sólo se divisaba por sobre la línea de bastiones la cumbre rojiza del Acra, la monstruosa cúpula de cobre de la mezquita Gameat-el-Sakhra levantada por Omar(7) a indicación del patriarca Sofronio, sobre las ruinas del templo de Salomón; y algunas palmeras.
Una agonía sedienta consumía a los soldados de la cruz. Las fuentes de Siloé y de Rogel estaban exhaustas. El viento salado, apenas dejaba aproximarse las nubes hasta Jericó. Y aquello estaba tan seco, tan calcinado, que las mismas tumbas antiguas parecían clamar de sed.
Sobre las tiendas de las huestes sitiadoras ondeaban multicolores estandartes, en cuyo trapo, al impulso de la devoción y del heroísmo, iban germinando como futuros emblemas de gloria las trece coronas y las treinta y seis cruces principales de la heráldica, desde la sencilla cruz patente hasta las embrolladísimas doblas y contrapotenzadas, que llegarían a su máxima complicación en el curioso jeroglífico de la familia Squarciafichi(8).
Estaban allá Godofredo, Eustaquio y Balduino; los señores de Tolosa, de Foix, de Flandes, de Orange, de Rosellón, de San Pol, de l' Estoile, de Flandes y de Normandía(9). Ya eran todos ilustres. Guicher había hendido en dos un león; Godofredo había partido por la mitad a un gigante sarraceno en el puente de Antioco...
Una tienda rasa se alzaba entre las otras. En aquella tienda, un monje flaco y viejo que tenía un báculo de olivo vivía mojando en lágrimas toda la longitud de su barba. Era Pedro el Ermitaño.
Aquel monje sabía que la ciudad ilustre fundada en el 20230 año del mundo era una mártir.
Desde los hijos de Jebus hasta Sesac; desde Joás hasta Manasés, hasta Nabucodonosor, hasta Tolomeo Lago, hasta los dos Antiocos: el Grande y el Epifanio, hasta Pompeyo, hasta Craso, hasta Antígono, hasta Herodes, hasta Tito, hasta Adriano, hasta Cosroes, hasta Omar(10), ¡cuánta sangre había manchado sus piedras, cuánta desolación había caído sobre la reina glorificada por la salutación de Tobías: Jerusalem, civitas Dei, luce splendida fulgebis!(11).
Pedro había podido observar, como San Jerónimo, que en aquella ciudad no se veia un solo pájaro.

* * *

Esa tarde, un correo expedido de Kaloni comunicó a Godofredo que en el puerto de Jafa acababan de anclar varias naves pisanas y genovesas, en las cuales venían los marineros esperados para construir las máquinas de guerra diseñadas por Raymundo de Foix.
Acababa de hundirse el sol cuando tomaron el camino de Arimatea cuatro caballeros enviados para guardar las naves recién llegadas a Jafa. Eran Raimundo Pileto, Acardo de Mommellou, Guillermo de Sabran y Wilfredo de Hohenstein, a quien llamaban el caballero del blanco yelmo.
Era él rubio y fuerte como un arcángel. Sobre su tarja(12) germana, sin divisa como todos los escudos de aquel tiempo, se destacaba formando blasón pleno un lirio de estaño en campo sinople(13). Aquel lirio, en forma de alabarda, era el único abierto de toda la flora heráldica; pues el de Francia permanecía aún en botón.
Pero lo extraordinario en la armadura del caballero era su casco de metal blanquísimo cuyo esplendor no velaba entre los demás la cimera de que carecían los yelmos de los cruzados. El nasal de aquel casco, dividiéndole exageradamente el entrecejo y bajando por entre sus ojos como un pico, daba a su faz una expresión de gerifalte(14).
Contábase a propósito de aquella prenda una rara historia. Decíase que, casado su dueño a los veinte años, antes de uno mató a la esposa en un arrebato de celos. Descubierta luego la inocencia de la víctima, el señor de Hohenstein fue en demanda de perdón a Pedro el Ermitaño, quien le puso en el pecho la cruz de los peregrinos.
Antes de partir, quiso orar el joven en la tumba de su esposa. Sobre aquel sepulcro había crecido un lirio que él decidió llevarse como recuerdo; mas, al cortarla, la flor se transformó en un casco de plata, dando origen al sobrenombre del caballero. Poseídos aún del milagro que hizo llover lirios sobre la cabeza de Clodoveo, no tenían los camaradas del héroe por qué dudar de su aventura, mucho más cuando él la abonaba con su valentía y el voto de castidad.
La noche estaba ya densa sobre los montes. Los caballeros cruzaron al trote de sus cabalgaduras, como cuatro sombras en rumor de hierro, la garganta estéril que une a Jerusalén con Sikem y Neápolis; el torrente donde David tomó las cinco piedras para combatir al gigante; el valle del Terebinto, el de Jeremías, dolorosa entrada de los montes de Judea poblados de jabalíes; los arrabales de Arimatea, los de Lydia, sembrados de aquellas palmas idumeas bajo las cuales curó Pedro al paralítico; y al llegar al Pozo de la Virgen, la llanura de Sarón, cubierta de alelíes y tulipanes, se desplegó ante ellos desde Gaza hasta el Carmelo, y desde los montes de Judea hasta los de Samaria, denunciándose en la oscuridad con el aroma de sus flores. Tal iban evocando los pasajes de la sacra historia por los mismos lugares de su tránsito, aquellos ilustres guerreros.(15)
Wilfrido habíase rezagado un tanto. Los otros tres mantenían su piadosa conversación; y el señor de Sabran refirió a sus compañeros la historia de la ciudad adonde se dirigían.
Jafa(16) está, decía, en la heredad de Dan y es más antigua que el diluvio. En ella murió Noé; a ella venían las flotas de Hiram cargadas de cedro; en ella se embarcó Jonás para cruzar el mar, aquel Gran Mar “que vio a Dios y retrocedió”, dice el Salmista; ella sufrió el peso de cinco invasiones y fue incendiada por Judas Macabeo. Allí resucitó Pedro a Tabita(17); allí Cestio y Vespasiano repletaron de oro sus legiones; y en su ciudadela manda ahora, en nombre del Soldán, el feroz Abu-Djezzar-Mohamed-ibn-el-Thayyb-el-Achary, a quien llaman familiarmente Abu-Djezzar, y cuyos sicarios recorren estos parajes buscando el rastro de los guerreros de Cristo.
El señor de Mommellou añadió a su vez que Jafa había sido teatro de las fábulas del paganismo. Su nombre era el de una hija de Eolo; y San Jerónimo cuenta que le enseñaron allí la roca y el anillo en que Andrómeda fue entregada al monstruo de Neptuno. Plinio añade que Escauro llevó a Roma los huesos de dicho animal; y Pausanias refiere que existe todavía la fuente donde Perseo se lavó las manos cubiertas por la sangre del combate(18).
Y todo esto lo contaron los caballeros Acardo de Mommellou y Guillermo de Sobran, porque sabían muchas letras de historia aprendidas en los pergaminos de los monasterios.
De repente, al llegar junto a las ruinas de una cisterna seca, advirtieron que Wilfrido no iba ya con ellos. Era indudable que se había extraviado en tan peligroso sitio; pero no podían buscarlo, pues de las naves que iban a custodiar dependía la toma de la ciudad santa. Y por si era tiempo aún, galoparon soplando sus cuernos hacia las murallas próximas.

* * *

Abu-Djezzar gobernaba la ciudadela. La fortaleza se levantaba, dominando el mar, entre un bosquecillo de nopales y granados. Mil musulmanes defendíanse allí, esperando auxilios de Cesárea o de Solima. Los fosos estaban llenos de agua y levantados los rastrillos, que apenas dejaban paso a las partidas de merodeadores.
Wilfrido de Hohenstein, despojado de sus armas, fue traído ante el señor de la ciudadela. Era éste un musulmán de ojos aguileños y perfil enérgico como un hachazo.
—Perro —le dijo apenas túvolo a su alcance—, ya sabemos la situación de vuestros soldados, que mueren de sed bajo los muros de Solima. Dime, pues lo sabes, si los cristianos abrigan todavía esperanzas.
Una sonrisa heroica iluminó la juventud del caballero.
—Sarraceno —replicó—: los condes de Flandes y de Normandía acampan al norte, allá mismo donde fue apedreado San Esteban(19); Godofredo y Tancredo están al occidente; el conde de Saint-Gilles al sur, sobre el monte Sion. Ya sabes dónde se halla nuestras tropas, y también que los soldados de Cristo no retroceden. Pues bien, óyelo, sarraceno: antes de un mes, los soldados de Cristo entrarán en Jerusalén por el norte, el occidente y el mediodía.
Abu-Djezzar rugió de rabia.
—Cortad maderos —gritó a sus soldados—; haced una cruz y clavad en ella a este perro. Que muera como su dios.
Tres horas después, los soldados venían en grupos a contemplar el mártir. Wilfrido de Hohenstein, clavado en una cruz muy baja, parecía estar muerto en pie. Desnudo enteramente, cruzado su cuerpo de rayas rojas, la cabeza doblada, los cabellos rubios cubriéndole los ojos, las manos y los pies corno envueltos en púrpura, semejaba una efigie de altar. la muerte no conseguía ajar su juventud, realzándola más bien como una escarcha fina sobre un mármol artístico. El patíbulo daba al mar, sobre la ciudad ruinosa, desamparado bajo el cielo. Y los soldados admiraban en voz baja, con palabras bárbaramente desgarradas en vómitos guturales(20), aquella juventud enemiga, tan viril bajo los cabellos rubios ceñidos ya por un reflejo de apogeos.(21)

El cuerpo de Wilfrido de Hohenstein no era sino un despojo. Estaba muy blanco, casi trasparente, como un vaso de alabastro que ha dejado correr todo su vino; y bajo sus párpados entreabiertos se vislumbraba una minúscula estrella azul.
Un buitre sirio, a inmensa altura, mecíase entre los cenitales esplendores. Los soldados lo vieron y entonces recordaron. Aunque la agonía del caballero fue larga, era indudable ya estaba muerto. El agá(22) se aproximó y levantó uno de sus párpados. La estrellita azul se había apagado en el fondo de la órbita. De la comisura labial desprendióse un hilo de sangre...
Nadie se atrevió a abofetearlo, a pesar de que era la costumbre, porque su sueño apaciguaba con su inmensa blancura. Tendieron simplemente la cruz y empezaron a desclavarlo. Pero la mano derecha resistía tanto, que el agá la cortó con su gumía(23), dejándola clavada en el poste. Y como aquella cruz podía servir para ajusticiar otros perros, resolvieron conservarla en la armería.
La mano permaneció así durante un mes. Nadie se acordaba ya de aquello, cuando el 12 do julio de 1099 un emisario sarraceno vino en su caballo moribundo a decir a Abu-Djezzar que los cristianos, arrojando escalas sobre los muros de Solima(24), al rayar la aurora, y encerrados en fuertes ingenios de madera, hacían llover sobre los fieles del Profeta un aguacero de aceite y pez hirviendo(25).
Abu-Djezzar mandó afilar los alfanjes y descendió a la armería para inspeccionar los arneses de peones y caballeros.
Lucían los hierros en la penumbra de la sala. Había allí lorigas de Egipto, yataganes de Damasco; lanzas españolas, largas de diez palmos; adargas de cuero de hipopótamo, tomadas a los nubios; estribos tajantes al uso berberisco y puñales bizantinos que parecían de agua(26).
El musulmán recorría con ojos satisfechos aquel arsenal, provisto por el califa de tantas y tan hermosas armas. Sus babuchas sonaban en las lozas de la galería, y soberbiamente envuelto en su albornoz examinábalo todo.
Con el gran calor estival, habíase quitado el turbante, y su cabeza afeitada ostentaba en el occipucio el penacho de cabellos por donde el ángel Gabriel lo conduciría al Paraíso el día del Juicio(28). Nadaban en sus ojos dos chispas, y bajo su labio crispado, la dentadura fijaba un brillo siniestro.
Desde su sitio percibía la cruz disimulada en la sombra donde amarilleaba la mano del mártir. Y andando, andando, encontróse debajo de ella, con la mirada fija en una de las perchas de la armería.
En ese momento eran las tres de la tarde. El caballero de l'Estoile acababa de saltar sobre las murallas de Jerusalén.
Y como el agá apareciera en la puerta, Abu-Djezzar lo increpó:
— ¡Alá los extermine! ¡Malditos perros...!
No pudo concluir. La mano súbitamente viva, habíase abierto como una garra, retorciéndose en su clavo y enredando entre sus dedos los cabellos del infiel.
El agá, loco de horror, huyó a lo alto de la ciudadela. Los soldados acudieron, mas nadie se atrevió a tocar aquella formidable reliquia que mantenía invenciblemente agarrada la presa enemiga.
Abu-Djezzar yacía muerto al pie de la cruz, con la lengua apretada entre los dientes y tendidos los brazos que descuartizaba una convulsión.
Esa misma tarde, el agá hizo arrojar por sobre las murallas el siniestro crucifijo, sin que la mano volviera a abrirse desde entonces. Y los cristianos de Jafa, sabedores del hecho por un prisionero de la ciudadela tomado pocos días después, condujeron en procesión aquel trofeo, erigiendo un altar al caballero del blanco yelmo que padeció muerte de cruz entre los infieles el 12 de julio del año 1099 de Cristo.
Ahora, en el convento de los franciscanos de Jafa, puede verse bajo una urna de cristal, clavada en su trozo de madera y asiendo un puñado de cabellos, todavía fresca como para consolar la décima séptima agonía de Jerusalén, la mano blanca de San Wilfrido de Hohenstein.


NOTAS

(1) Publicado en El Tiempo, Buenos Aires, Nº 763, 15 de abril de 1897. Más tarde: “Del libro Las fuerzas extrañas: `El milagro de San Wilfrido”, en Caras y Caretas, Buenos Aires, año IX, Nº 392, 7 de abril de 1906.
(2) Valle de Josafat: denominación simbólica, no topográfica, del lugar en el que Yavéh juzgará a los enemigos de Israel (JI, 4, 2-12). Se lo llamó también el Valle del Juicio o de la Sentencia. Se identificó, más tarde, sin fundamento, con el valle del Cedrón, al oriente de Jerusalén.
(3) Salomón, el rey Sabio, tuvo una sostenida tendencia idolátrica que escandalizaba a los israelitas, y algún profeta, como Ajías de Silo, se hizo eco de ello y señaló por castigo la pérdida de diez de las doce tribus (V. 1 Reyes. 11. 29 y ss.).
Belphegor o Baal Fagor o Fagor: Baal era el nombre genérico de “señor del lugar” para los dioses locales de Siria y Palestina. Baal Fagor era la del monte de este nombre. A veces, se lo representó como una mujer desnuda; otras, como un demonio horrendo (véase Números, 23, 3-5; Deuter., 4,3; Oseas, 9, 10).
(4) Moloch, Moloc o Molek. también era nombre genérico para dios local. El nombre de Moloch se repite como dios de Cartago y de las colonias fenicias al que hacían sacrificios de niños para aplacarlo.
(5) Profeta Joel, hijo de Patuel, dejó un pequeño escrito profético que se recoge en el canon bíblico. Lo citado corresponde al Cap. 3, 11: “Juntáos todas las gentes...”.
(6) Zacarías: hay varios personajes bíblicos con el nombre de Zacarías; el más importante es el profeta de este nombre, que dejó sus escritos, recogidos en la Biblia. Absalón: tercer hijo de David y de Maaká, renombrado por su hermosura. Hermano de Tamat, mató a Amnán cuando éste la ultrajó. Fue muerto por Yoab cuando Absalón quedara colgando de un árbol al enredarse en sus ramas su larga cabellera. Según Génesis, 14, 7, descansa en el valle de los Reyes.
(7) Omar: califa, amigo y sucesor de Mahoma. Sus conquistas de Siria, Persia y Egipto dieron universalidad al imperio islámico.
(8) Cruces: son más dé cuarenta los tipos de cruces definidas. Véase: Koch, Rundolph, El libro de los símbolos, Buenos Aires, Betiles, 1980, pp. 20 y ss.
(9) Todos son nombres de caballeros cruzados.
(10) Enumeración de quienes tuvieron poder o gobierno sobre Jerusalén, a lo largo de los siglos.
(11) “Jerusalem, civitas Dei..." Es parte del cántico del Libro de Tobías, 13, versículos 11 y 13. Lugones ha transcripto de corrido los comienzos de dos versículos diferentes: "Jerusalem, civitas Dei..." del v. 11 y "Luce splendida fulgebis..." del 13, en el texto de la Vulgata.
(12) Tarja: escudo grande que cubría todo el cuerpo.
(13) Sinople: color verde, en heráldica.
(14) Cimera: parte superior del casco. Nasal: parte que protege la nariz del caballero. Gerifalte: ave de presa del norte de Europa, muy cotizada en cetrería.
(15) Alusiones a diferentes pasajes y episodios de la historia sagrada de Israel narrados en el Antiguo Testamento.
(16) Jafa, Jaffa o Yaffá: ciudad muy antigua sobre el Mediterráneo; los israelitas la utilizaban como puerto. Tal vez en Jafa es donde se entregaba la madera para los templos de Salomón y Zorobabel, y donde Jonás se embarcó para Tarsis (Jonás, 1, 3). Josué (19, 46) la adscribe a la heredad de Dan, tribu descendiente del epónimo de ese nombre.
(17) Alusión al milagro de resurrección de la joven Tabita por San Pedro (Hechos de los Apóstoles, 9, 36-43).
Eolo: dios de los vientos, o rey de los vientos, como en la Odisea. Andrómeda: bellísima hija de Cefeo, quien comentaba que era superior a las Nereidas en hermosura. Poseidón, encolerizado, la encadenó a una roca, donde padecía custodiada por un monstruo marino.
Plinio: (23-79 dC.) Secundo Cayo, el Viejo. Naturalista romano, murió víctima de su curiosidad científica al acercarse al Vesubio en erupción. Su obra es monumental y contiene enorme cantidad de referencias y datos de las más disímiles fuentes.
Pausanias: viajero y geógrafo griego que vivió en el siglo II. Su obra, Itinerario de la Hélade, recoge amplísimo caudal de sus observaciones.
(18) Perseo: hijo de Zeus y Dánae. Luchó y derrotó a la gorgona Medusa y rescató a Andrómeda de su cautiverio, casando con ella.
(19) San Esteban: presbítero y protomártir, del primero, de la Iglesia. Murió lapidado. Véase Hechos de los Apóstoles, 6, 8-60, esp. 57-60.
(20) Se refiere a la impresión auditiva que la lengua de los paganos producía al escucharla.
(21) Apogeos: que ha alcanzado lo sumo de la grandeza, de la perfección, de la virtud, de la gloria.
(22) Agá: oficial del ejército turco.
(23) Gumía: cuchillo de punta curva que los moros llevaban en la manga.
(24) Solima: corresponde a una de las dos lecturas del nombre de la Ciudad Santa: Jerusalem o Jerosólima. La segunda forma es la que usa el Deuteronomio, en el Antiguo Testamento, y Mateo, Marcos y Juan, en el Nuevo.
(25) Ingenios de madera: construcciones, máquinas o artificios de guerra para atacar o defenderse: torres sobre ruedas, catapultas, arietes rodados, etc.
Alfanje: especie de sable corto y corvo con filo de un solo lado.
Loriga: armadura para defensa del cuerpo hecha con láminas de metal o anillos imbricados.
Yatagán: especie de sable con dos filos, de origen turco.
Adarga: escudo de cuero ovalado o de forma de corazón.
(26) Estribos tajantes: tenían hacia afuera un reborde afilado para causar heridas en el tobillo del caballero enemigo o en los flancos de su caballo. Lo usaban los habitantes de Berbería, África.
(27) Babuchas: zapatos livianos, sin taco, usado por los moros. Albornoz: especie de capa con capucha.
(28) Creencia árabe de que el ángel de Alá los tomaría del pelo para llevarlos al Paraíso. Por eso dejaban crecer un penacho largo en el occipucio, donde se articula la cabeza con las vértebras cervicales.